Jan Bakelants (ALM) ha demostrado ser de largo el más fuerte e inteligente en el Giro dell’Emilia, logrando una gran victoria atacando a 30 km de meta y resolviendo ante sus compañeros de escapada. Segunda victoria del corredor belga tras la obtenida en el Giro del Piemonte

La prueba comenzó a un ritmo bastante alto, superando los 50 km/h de media durante la primera hora de carrera. Tras unos primeros 60 km frenéticos llegó el parón, y con ello los primeros aventureros en obtener la permisividad del pelotón fueron Frapporti (AND) y Bideau (BSE). A por ellos saltaron en persecución Parra (CJR), Gavazzi (STH) y Duarte (COL), pero no consiguieron llegar hasta el dúo cabecero y fueron absorbidos por el pelotón, pelotón que no seguía rodando rápido y echó abajo la escapada a 45 de meta.

Tras esa neutralización surgieron nuevos ataques, quedando en cabeza Andrea Fedi (STH), Madrazo (CJR) y Antonio Nibali (NIP). Por detrás reaccionaban Bakelants (ALM) y Berlato (NIP), siendo el belga el único capaz de llegar hasta el grupo cabecero, en el que sólo aguantaba Madrazo junto a Fedi. Restaban dos vueltas y Bakelants en cada paso por San Luca demostraba un puntito más que sus compañeros de escapada. Desde el pelotón corredores como Meintjes y Kudus (MTN), Pellizotti (AND), Rebellin (CCC), Polanc (LAM), Pozzovivo (ALM), Prades (CJR), Zardini y Bongiorno (BAR), Finetto (STH) o Cunego (NIO) removían el avispero, formando un grupo perseguidor de los cuales Cunego, Polanc y Prades –finalimente 5.º– estuvieron a punto de llegar al grupo cabecero. Pero era tarde, Bakelants cumplió y demostró ser el más fuerte en esta 98.ª edición del Giro dell’Emilia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.