Las féminas élites completan el sábado de Richmond

Para muchos, la prueba grande cada año de los Campeonatos del Mundo de ciclismo en carretera. Para otros, el aperitivo de la carrera de los profesionales. Sea como fuere, la prueba en línea reservada para las féminas élites será la penúltima de las que se disputen en estos Mundiales de Richmond, cerrando la jornada vespertina del sábado, con una prueba mucho más abierta que otros años y factible para ver muchas más sorpresas, como se empezó a demostrar el martes en la contrarreloj individual.

Y visto lo visto por el recorrido en las pruebas anteriores a esta, el escenario de Richmond permite juego a muchas cosas. Sin embargo, uno de los escenarios más posibles y que más se contemplan es el de un esprint de un grupo de 15-20 ciclistas, a semejanza de lo vivido hace un año en Ponferrada, donde Pauline Ferrand-Prevot se colgaba su segundo arcoíris de carretera, el primero como élite. Nadie pudo con el dominio aplastante de la francesa en el esprint, después de agruparse el grupo de favoritas a 14 kilómetros de la llegada, batiendo PFP a Lisa Brennauer y a Emma Johansson en dicha volata.

El apretadísimo esprín entre Ferrand-Prevot, Brennauer y Johansson | © Pro Cycling WorldTour
El apretadísimo esprint entre Ferrand-Prevot, Brennauer y Johansson | © Pro Cycling WorldTour

Novedades de esta prueba élite femenina son, por ejemplo, la no presencia de Marianne Vos en ella por primera vez desde 2006, cuando con 19 años estrenaba su palmarés mundialista profesional con oro. La pelea por el arcoíris estará, eso sí, muy reñida, y muchas ciclistas con las que nadie cuenta estarán en la pelea.

Los datos de Richmond

circuito Richmond

El circuito, el mismo que en el resto de categorías, será el de 16,2 kilómetros que para estas alturas nos sabemos todos de memoria. Completamente urbano, presenta tres dificultades en forma de subida, con la 23rd Street, adoquinada, como la más compleja. Sin embargo, y salvo ataques, no parece fácil que la carrera vaya a decidirse en esos tramos de ligero ascenso. En total, casi 130 kilómetros. Se van a marear dando vueltas.

En cuanto a favoritas, el abanico en Richmond es muy amplio, y aunque falte Marianne Vos, la selección neerlandesa se presenta como una de las más potentes en salida. Anna van der Breggen, ganadora del Giro (lo más montañoso del año) y de La Course (lo más llano del año), parte como una gran favorita a la que, sin embargo, muchas quinielas ignoran. Veremos. Chantal Blaak y especialmente la compañera de equipo de Van der Breggen Lucinda Brand deberían ser las outsiders de la escuadra oranje.

La británica Lizzie Armitstead, clasicómana como ninguna, es una gran especialista en resolver carreras con un perfil similar a este. Se defiende muy bien en las llegadas masivas (sus victorias en Catar lo avalan) pese a insistir ella siempre en que no es velocista, y pasa las cotas con un ritmo de ciclomotor. Su mayor apoyo en Richmond debería ser una en muy buena forma Lucy Garner, aunque con ella tenemos más reservas a la hora de saber si pasará del todo bien las subidas.

Sin equipo corre —aunque acostumbrada está por ORICA-AIS— una Emma Johansson (Suecia) que sabe que es «ahora o nunca» su chance de hacerse con el jersey arcobaleno. Rápida, potente y lista, le falta un punto de suerte para lograr, por fin, el título. Por parte de Italia, la siempre solvente Giorgia Bronzini es la baza más importante… pero tienen un equipazo: también Elena Cecchini, Elisa Longo Borghini y la sacrificada Valentina Scandolara tendrán cosas que decir. En Francia Pauline Ferrand-Prevot tiene ganas de conservar su actual triple corona, carretera, ciclocrós y montaña.

No menos importantes son las opciones de una Alemania que se la jugará en Richmond con Lisa Brennauer y Trixi Worrack, porque el recorrido no es lo suficientemente duro para Claudia Lichtenberg. ¿Y Bélgica? No las olvidamos, porque una de las mayores candidatas al oro de Richmond viste el famoso maillot celeste: Jolien D’hoore. Debería estar en la pelea final. Por parte de Polonia, Kasia Niewiadoma se asará las castañas ella sola; en Sudáfrica, Ashleigh Moolman; en Canadá, Joëlle Numainville y Karol-Ann Canuel; en Bielorrusia, la solitaria Alena Amialiusik; en Rusia, Anna Potokina; la veloz Lotta Lepistö en Finlandia y ojo, mucho ojo, a la doble campeona del mundo juvenil Amalie Dideriksen (Dinamarca), que debuta en el Mundial élite tras un gran septiembre, con victorias UCI.

Las opciones de la selección española en Richmond las representa el mismo terceto que en Ponferrada 2014: Sheyla Gutiérrez, Ane Santesteban y Anna Sanchis. La riojana llega con muchas ganas en un recorrido que le va como anillo al dedo, la vasca viene de hacer muchos top-5 UCI este último mes y la valenciana querrá demostrar, como hizo el año pasado, por qué ha sido seleccionada. ¡Soñemos!

La carrera empezará a las 19.00 h y tiene su llegada prevista a eso de las 22.15 h. Teledeporte conectará, si el balonmano lo permite, a las 19.45 h, por lo que los primeros tres cuartos de hora habrá que verlos enlaces raros mediante.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.