© F. Ossola

Al esprín, en la probablemente última opción que les quedaba a las velocistas en este Giro Rosa, la italiana Annalisa Cucinotta (Alé Cipollini) se hizo con la victoria en la cuarta etapa de la corsa transalpina, batiendo a sus compatriotas Marta Bastianelli (Aromitalia-Vaiano) y Elena Cecchini (Lotto Soudal).

La alta velocidad de los primeros kilómetros fue lo más destacable de un tramo en el que Lizzie Williams (ORICA-AIS) y Mieke Kröger (Velocio-SRAM) atacaron en busca de la fuga, y lo lograron, aunque a la postre se unieron a ellas Marta Bastianelli (Armoitalia-Vaiano) y Silvia Valsecchi (BePink-LaClassica). La diferencia para el cuarteto creció hasta alcanzar una máxima de 2:19, aunque los equipos de las velocistas comenzaron a tirar para echar abajo sus aspiraciones, alcanzando a las fugadas a 26 km de la línea de meta.

Una preparación clásica del esprín fue la que hizo que finalmente Annalisa Cucinotta le diera a Alé Cipollini su cuarto triunfo del año, y segundo en su cuenta particular, cumpliendo así con su rol de favorita en una volata. Megan Guarnier (Boels Dolmans) fue séptima y se mantiene líder de la clasificación general de una carrera que mañana empieza a ganar metros de desnivel positivo acumulado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.