Día para una escapada. Al día siguiente los favoritos de la general deberán darse palos de lo lindo porque se supone que se resolverá la carrera, y teniendo en cuenta que es una jornada en la que se ascienden dos puertos de segunda categoría como Monte da Groba, donde venció el año pasado Nicolas Roche, y Monte Faro que estará situada su cima a tan solo 15 kilómetros de la meta, por lo que los sprinters no tendrán muchas opciones por lo que no será raro que se deje caminar a una fuga numerosa y que por detrás la jornada se viva de manera tranquila.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.