ASO nos señala la etapa como la que para ellos es la etapa reina. Es cierto que es una etapa que no tendrá descanso con cuatro puertos a cuál más duro sin descanso entre unos y otros, y con la meta situada en la cima del más terrible de todos en Pla d´Adet de categoría especial. Antes tres primeras como el Portillon, Peyresourde y Val Louron, entrando durante varios kilómetros en territorio español. Sin duda el colorido estará garantizado por parte de la afición y la emoción por parte de los ciclistas durante los casi 125 kilómetros de los que se compone la etapa, y es aquí donde radica la mayor pega. 125 kilómetros es una longitud más propia de una carrera de juveniles que de la etapa reina de la más Grande de las grandes. Portillon y Peyresourde dos puertos con rampas muy tendidas siempre rondando el 7 y 8 por ciento pero que no tienen un metro de descanso. Val Louron que siendo de tan solo 7 kilómetros cuenta con hasta cuatro kilómetros de ellos por encima del 9% de media. Y el postre final en Saint-Lary con sus tres primeros kilómetros tremendos a una media del 10%, bajando ya luego ligeramente su pendiente en los tres últimos. Si los ciclistas se lo proponen puede ser una etapa para el recuerdo, aunque es cierto que nos hubiera gustado que ese recuerdo fuera algo más largo.

[col type=»half»]

 

portillon

 

[/col]

[col type=»half last»]

peyresourde

[/col]

[col type=»half»]

val louron

 

[/col]

[col type=»half last»]

Saint-Lary

[/col]

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.