Volvía el Giro tras el segundo día de descanso con una etapa totalmente de transición entre Modena y Salsomaggiore Terme de 173 kilómetros que ha supuesto el triplete de Nacer Bouhanni (FDJ) en la Corsa Rosa. El francés, desde que Marcel Kittel (Giant-Shimano) tuvo que abandonar tras la tercera jornada la ronda transalpina, se ha convertido en el dominador absoluto de todas las llegadas masivas. En el caso de hoy, una llegada masiva totalmente marcada por una caída en la parte delantera que libró solo unos pocos corredores dejando a Bouhanni el camino libre para hacerse con su tercer parcial.

Como decimos, décima etapa sin historia la de hoy. Una jornada completamente llana que tenía el epílogo al sprint cantado. Y así fue. Por el camino, una fuga de dos con Bandiera (Androni-Venezuela) y Fedi (Neri Sottoli) que llegaron a contar con ocho minutos de ventaja pero que estuvieron en todo momento controlados por un pelotón comandado por la FDJ y Giant-Shimano. Los dos protagonistas del día fueron neutralizados cuando el gran grupo quiso, y el gran grupo decidió que fuera a 9 kilómetros de la línea de meta cuando su aventura muriese. De ahí hasta el final, las diferentes escuadras de los velocistas, especialmente Sky para Swift, marcaron un fuerte ritmo que estiro mucho el pelotón.

Ya dentro del último kilómetro, de nuevo una caída fue la protagonista en este Giro, y una vez más, fue Tyler Farrar (Garmin-Sharp) el primero en irse al suelo, arrastrando con él a otro de los máximos favoritos a hacerse con el triunfo en la «volata», el italiano Elia Viviani (Cannondale). Esta caída provocó un gran corte en el grupo dejando a un puñado de corredores luchando por el triunfo, y en aguas revueltas el que de nuevo volvió a pescar fue el sprinter francés, Bouhanni, que superó en los metros finales a Giacomo Nizzolo (Trek Factory Racing) y Michael Matthews (Orica-GreenEdge), segundo y tercero respectivamente. En cuanto a los de la general, en esta ocasión ninguno de los favoritos se vio involucrado en la caída por lo que no hay ningún cambio reseñable en la misma, con Cadel Evans (BMC) que volverá a llevar la Magglia Rosa el día de mañana.

Una etapa la de mañana que tiene el mayor kilometraje de este Giro, con 249 kilómetros entre Corregio y Savona, y que cuenta con un puerto de segunda categoría, el Nasso di Gatto, a 29 kilómetros de la llegada que seguro que hace que bien prospere la fuga o bien veamos un sprint con corredores poco habituales luchando en estas situaciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.