Štybar logra su tricampeonato del mundo por delante de Nys

0

Espectáculo. Solo así podemos definir lo que se ha vivido en Hoogerheide (Países Bajos) durante la disputa de la prueba élite masculina del mundial de ciclocrós 2014. Espectáculo. Eso nos han dado Sven Nys (Bélgica) y Zděnek Štybar (República Checa) durante toda la carrera, una de las jornadas de ciclocrós más intenso de toda la temporada 2013-2014.

Pero no era otro sino Francis Mourey (Francia) el que de inicio decidía ponerse delante a tirar del grupo. Desde ese mismo momento ya era el propio Nys el que se ponía a rueda, reduciendo los ataques del francés con mucha clase y veteranía. Lars van der Haar (Países Bajos) se apuntaba también a la fiesta, pero tuvo un fatal toque con Martin Bína (República Checa) que a él no le supuso demasiada pérdida pero que al checo le costo la carrera.

Se abría la prueba, llegaban más protagonistas y con Kevin Pauwels y Niels Albert (Bélgica) absolutamente hundidos tras una pésima salida, era ya Zděnek Štybar el que decidía irse hacia adelante, lanzando el primero de sus superataques, buscando romper el grupo. Con una nueva caída de Lars van der Haar, esta vez al cambiar de bici, y con Mourey descolgado, eran Nys y Štybar los que se postulaban como máximos favoritos a la victoria desde ese punto.

Un constante tira y afloja por parte del kannibaal y de Štyby, que según pasaban los minutos se decantaba por uno o por otro lado. Van der Haar iba cada vez a menos y anulaba su candidatura a la medalla de bronce, que pasarían a ocupar un renovado Kevin Pauwels junto a Francis Mourey. El de Ekeren se marchaba con mucha fuerza hacia adelante, en busca de un dúo que era inalcanzable y que ya disponía más de treinta segundos. Seguían peleando Nys y Štybar, seguían peleando Štybar y Nys.

Entrados en la última vuelta, todo apuntaba a que sería el de Baal el que se movería el primero, intentando evitar el esprín cara a cara con Štybar, pero en contra de todos los pronósticos, fue el propio Zděnek el primero —y último— en moverse. Se fue para adelante, nadie podía detenerle., iba a ganar su tercer campeonato del mundo de ciclocrós… y lo ganó. Con tiempo para celebrarlo ante un entregado público, Zděnek Štybar lograba repetir una imagen que no veíamos desde 2011. Nys segundo y completaba el podio un Kevin Pauwels que fue de menos a más, tanto en la carrera como en la temporada.

Entre los españoles, no se pudieron cumplir las predicciones más optimistas, que apuntaban a un top 20 de uno de los dos. Finalmente el campeón de España Javier Ruiz de Larrinaga terminó en 33.ª plaza mientras que Aitor Hernández solo pudo ser 39.º.

Foto © UCI

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here