Cumples tu segunda temporada en las filas del Hostal Latorre. ¿Qué pudiste aprender en tu primer año como amateur?
Sobre todo adaptarme a la categoría tan difícil y exigente que es la categoría sub23 y más con el calendario que teníamos, ya que el torneo Euskaldun y el Lehendakari son carreras de mucha dureza y cuando vienes de juveniles se nota mucho.

¿Cuáles han sido los mejores y peores momentos de la temporada?
Los mejores momentos sin duda han sido en el mes de Agosto en el que me quedé todo el mes en Liédena y pude disputar muchísimas carreras en poco tiempo a un nivel bastante bueno para ser el primer año. Los peores pues han sido varios, la mayoría han sido a principio de temporada en que venía de una fractura de escafoides y no pude empezar la pretemporda hasta mitad de Diciembre y subir desde La Vall de Uxó hasta Bilbao para durar 40km en carrera la cabeza da muchas vueltas y te hace pensar, pero el que peor sabor de boca me ha dejado fue en Santander donde después de ser el 3 dia de carrera consecutivo una caída a escasos 4km de meta te deja muy mal cuerpo.

¿Cómo es el paso de categoría juvenil a sub-23? ¿Cuáles son las mayores diferencias entre una y otra?
El paso supongo que como todos, es un cambio muy brusco en el que si no tienes paciencia y sigues haciendo las cosas bien a pesar de ver los malos resultados es un año crítico diría yo para pasarlo. Las diferencias son los km y km de carrera con puertos muy largos y duros y el ritmo al que se va ya que en juveniles los puertos son de poco más de 3 km o 4km.

El equipo está compuesto en su gran mayoría por corredores menores de 23 años. ¿Crees que esto es una ventaja para los integrantes del equipo?
Yo creo que sí, somos un equipo con corredores muy jóvenes y esto hace que la presión disminuya algo la verdad, aunque también se necesita alguien con más veterania para poder aprender de ellos.

¿Cuáles van a ser los objetivos del equipo este año? ¿Dónde puede ser protagonista el Hostal Latorre?
Básicamente seguir creciendo como ciclistas, somos muchos chavales jóvenes y el paso es duro, así que si conseguimos adaptarnos bien sería alcanzar un buen objetivo. A final de temporada siempre hay corredores que cojen un buen punto de forma, creo que es ahí donde podremos defendernos mejor.

A nivel personal, ¿qué expectativas tienes para esta temporada? ¿Cuál va a ser tu rol en el equipo? ¿Cómo te has preparado para ello?
Esta temporada ya la he tomado más seria, el año pasado me conformaba con terminar el mayor número de carreras posible, este año quiero poder disputar alguna en muy buenas condiciones.
Mi rol dentro del equipo va a seguir ser el de trabajar y aprender, todavía es la segunda temporada de amateur pero me gustaría ser unos de los corredores importantes dentro del equipo.
Este año por suerte no he sufrido ninguna lesión ni nada que me impidiese preparar bien la pretemporada, así que este invierno he trabajado muy duro durante mucho tiempo, creo que llego en buena forma para comenzar bien la temporada, pero eso nunca se sabe hasta que empiezas y ves el nivel.

¿En qué aspecto crees que puedes mejorar como corredor? ¿Existe esa reflexión de buscar dónde fallas para seguir formándote y aprendiendo?
Sobre todo en confiar en mí mismo, siempre tengo muchas dudas en carrera y eso es un aspecto que hay que mejorar mucho en para seguir progresando.
Por supuesto que existe creo que es algo básico y necesario en este deporte, si no corriges errores y pules los fallos nunca llega la mejora.

¿Podrías adelantarnos cuál va a ser el calendario que vais a seguir?
Pues no hay nada claro todavía pero sí sé que disputaremos el torneo Euskaldun y el Lehendakari al completo y posiblemente Vuelta a Navarra.

Por Borja Iturria (@biturr7) y Ángel Vivar (@Lejotinho)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.