Análisis Equipos Ciclismo en Carretera Guía Ruta

El lavado de cara de Lampre

Tras unas dos últimas temporadas muy flojas, el equipo debe este año hacer méritos para que su presencia en el WorldTour no quede meramente en la inscripción. A su favor hay que decir que durante la Vuelta la formación italiana demostró una gran combatividad, con presencia en escapadas los días clave y metiéndose en todas las llegadas al sprint.

Sólo dos victorias en pruebas de máximo nivel (etapa en Polonia y GP Plouay) atestiguan la necesidad de renovación del equipo. El mejor momento de Lampre-Merida esta temporada fueron las tres victorias que encadenó Diego Ulissi en octubre: Milán-Turín, Copa Sabatini y Giro dell’Emillia. El ciclista italiano ha confirmado su progresión, apuntándose también la general de la Settimana Internazionale Coppi e Bartali y la ya citada victoria en la Vuelta a Polonia. A la vista de estos resultados podemos afirmar que Ulissi ha salvado la temporada del equipo.

La incorporación del español Matxin a la dirección deportiva del conjunto italiano a finales de la temporada pasada ya mostró un cambio en la formación, y a buen seguro esta temporada seguiremos disfrutando de sus tácticas y su peculiar pero muy eficaz forma de llevar los equipos. La marca de bicicletas Merida continúa proporcionando material, y su aportación económica ha sido clave en los movimientos del equipo durante el mercado de fichajes.

Son bajas en Lampre-Merida algunos corredores importantes en la pasada temporada como Adriano Malori o Michele Scarponi. En el caso de Malori, su fichaje por Movistar parece motivado por las aspiraciones del equipo español de cara a la contrarreloj por equipos en el Mundial de Ponferrada de 2014, además de la solidez que puede aportar en terreno llano. Scarponi por su parte, tras firmar un gran Giro y una gran Vuelta a España, se marcha a Astana. La ausencia de Nibali le proporcionará galardones para asaltar la ronda italiana. Completan la lista de abandonos Miguel Ubeto, Davide Vigano y Alessandro Petacchi. Éste último ya abandonó el equipo la temporada pasada para unirse al Omega como lanzador de Cavendish.
lam
La gran incorporación del equipo es Rui Costa. El luso abandona Movistar después de cinco temporadas buscando liderar las grandes y buscar objetivos más ambiciosos. Es casi segura su presencia en el Tour este año, y vista la progresión del corredor nadie puede dudar de que acabe entre los diez primeros además de cazar alguna etapa. El campeón del mundo lucirá además el maillot arcoiris con los colores de Lampre, algo que cualquier patrocinador gusta y sólo uno puede disfrutar cada temporada. Después de correr la temporada pasada como stagiaires, Niccolo Bonifacio, Jan Polanc y Valerio Conti continúan en el equipo. Veremos qué dan de sí ambos chavales en su salto a la máxima categoría. Sacha Modolo será una buena baza de cara a los sprints, mientras que Nelson Oliveira y Rafael Valls deben ser un buen apoyo para Rui Costa durante la temporada.

El equipo queda conformado por 23 corredores. Con el evidente liderazgo de Rui, el italiano Damiano Cunego queda relegado a un segundo escalón y muy probablemente tendrá libertad para luchar en el Giro por sus ambiciones personales. Como apoyo para ambos corredores, estará gente de la talla de Anacona, Oliveira, Serpa o Valls. El caso de Niemiec es especial, ya que el polaco demostró en el Giro con su sexto puesto que está preparado para liderar el equipo en pruebas de una semana. De cara a las llegadas masivas, además de la incorporación de Sacha Modolo siguen grandes llegadores como Cimolai, Ferrari, Pozzato, Favilli o Richeze. Sin duda el equipo debe pelear en los sprints por lograr buenos resultados. Pozzato debe asumir también el liderazgo del equipo en las clásicas de Flandes, donde gente como Bono pueden echarle una mano.

Por último Diego Ulissi compartirá con Damiano Cunego los galones en las Ardenas, aunque el primero de ellos ha demostrado que está un peldaño por encima y es el que tiene verdaderas opciones de hacer algo grande.
No falta equipo y al contrario que en otras temporadas las distintas bazas que puede jugar el conjunto italiano durante la carrera nos permiten esperar de ellos muy buenas actuaciones en las grandes vueltas. Rui Costa se plantea como reto principal el asalto de la general del Tour, aunque un puesto entre los diez primeros ya sería un gran resultado. Además de las generales, en las llegadas masivas de pruebas de algo menos de nivel deben aparecer los hombres rápidos del equipo. La marcha de Petacchi permite que sean otros ciclistas más jóvenes pero posiblemente con más fuerza los que asuman ese papel de rematadores.

Hay corredores. ¿Habrá resultados?

Plantilla:
lamprepla

Descubre muchos más equipos en nuestra Guía UCI

Comenta la noticia

Click aquí para comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.