Un Tour femenino: ¿por qué no?

0

Hace unos días os hablábamos de la petición iniciada por Marianne Vos (Rabo-Liv/Giant), Emma Pooley (Bigla), Kathryn Bertine y la triatleta Chrissie Wellington, en la que piden a ASO la creación de un Tour de Francia femenino. La idea no es sencilla, pero sí posible. Pretenden tener este Tour de Francia en 2014, algo a lo que la organización se ha negado rotundamente, pero no descartan la idea de hacerlo más adelante. Lo que reclaman es simple: equidad con los hombres. Sencillamente eso: tener lo mismo que el Tour masculino.

¿Por qué no? Intentarlo se está intentando. De momento, 87.000 personas han firmado ya la petición. El objetivo inicial marcado fueron 101.000, coincidiendo con la intención de que las mujeres tomen la salida de la 101.ª edición del Tour. No buscan competir contra los hombres, sino competir con los mismos derechos que estos. Mismo recorrido, mismas distancias, mismos premios y misma cobertura televisiva. Carreras como De Ronde van Vlaanderen o la Flecha Valona cuentan ya con una carrera femenina, disputada el mismo día que su homónima masculina, unas horas antes de esta. Pero el problema de estas dos carreras es que tienen la mitad del kilometraje que las masculinas. Algo que para el Tour se quiere cambiar.

Ciclistas profesionales como Taylor Phinney (BMC), políticos como la dirigente del Partido Laborista británico Harriet Harman, así como todo el «tuiterío» ciclista femenino (y buena parte del masculino) han firmado y apoyado públicamente la petición. Jean Etienne Amaury, presidente de ASO, declaró que estaban estudiando la posibilidad de organizarlo. Pero Christian Prudhomme, director del Tour de Francia, se ha cerrado en banda a, siquiera, pensar en ello. Las dos máximas representantes del ciclismo femenino español, Anna Sanchis (Bizkaia-Durango) y Belén López (Lointek) también se han sumado a la petición. El candidato a la presidencia de la UCI, Brian Cookson, comentó que estaba en permanente contacto con Marianne Vos y Emma Pooley, así como con ASO, para ver cómo se podría preparar este Tour. Además, anunció que el Tour Of Britain tendrá su versión femenina a partir de 2014.

La actual normativa de la UCI prohibe (absurdamente) la disputa de carreras femeninas de más de 130 kilómetros y una semana de duración, a excepción del Giro Rosa. Todavía no hay nadie que haya descubierto el porqué de esta limitación. Pooley ve capacitadas para acabar el Tour, con mismas distancias que el masculino, a 60 mujeres del pelotón mundial. En un ciclismo como el actual, donde cada detalle es medido al milímetro gracias a los potenciómetros, los datos dan la razón a Emma. No hay limitaciones físicas aparentes.

Una vez más, os animamos a firmar la petición en Change.org y a seguirla en Twitter. Cada apoyo cuenta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here