Diario de la vuelta a Navarra, por Beñat Txoperena.

0

DSC_0155

Bueno, tras los problemas que tuve ayer con el móvil para entrar al portal, escribo los dos días de la vuelta de golpe.

Ayer, tras un ligero desayuno sobre las 8 de la mañana, me subí al rodillo para sudar un poco tal y como hago siempre que la carrera sea por la tarde. Comer y a Pamplona sin mucho tiempo que perder.

Se sale a las 14:30, y como de costumbre, va a llover. De camino a Urbasa el viento de cara ralentiza el ritmo y se va bastante despacio. Se hace un corte bastante grande, y logro entrar. Subimos Urbasa a la “marcheta” y nos echamos para abajo. Llueve y hace frio, pero al llevar guantes largos lo paso decentemente.

De camino a Eraul se hace la escapada buena del día, en el que entran Joseba y Julen, por lo que a nosotros nos vale de sobra. Me resguardo lo mejor que puedo en el pelotón y a verlas venir.

Más tarde se pone lizarte a tirar, pero tampoco se sufre mucho subiendo Lezaún, por el fuerte viento de cara. Ya cuando nos dirigimos a Guirguillano se palpa la tensión, porque será el momento decisivo. Me coloco bien, sobre el 15, y lizarte va tirando más fuerte. Se rueda rápido y no miro para atras, intento resguardarme por la alta velocidad.

Coronamos unos 12 corredores detrás de la escapada, y sin mucho tiempo, subimos Arradia. Pillamos a casi todos de la escapada, menos al que resultó ganador, mi antiguo compañero en el Caja Rural y amigo Toni Molina. Somos 8 persiguiendo, pero no hay mucho entendimiento de cara a meta. Gasto más de lo que debo, o más que otros, y al final un séptimo puesto en meta. En carrera me extraño de no haber visto a Ibai Daboz, que va muy fuerte. Me comentan que ha sufrido una caida con posible fractura… Esta es la única nota negativa de la jornada.

Acabo contento por la etapa y recojo el mallot del primer Navarro, que me lo da nada más y nada menos que Jose Miguel Echávarri. Todo un honor.

Después, cena, masaje de mi padre, y a la cama. Nos hospedamos en Muruzábal, así que poco desplazamiento.

Hoy, como siempre he desayunado 3h y media antes que la carrera. Preparar las cosas, y a Estella. He dormido bien, así que soy optimista. Tengo entre ceja y ceja el podio y estoy motivado para luchar.

Se sale más rápido que ayer, por las intentonas de lizarte, y porque el Caja Rural quiere controlar. Voy cómodo y no sufro demasiado.

Bajando Guembe se hace un minicorte, y me pilla atrás. Tomo la decisión de ir para adelante y evitar sustos. Madoz ya se sube más rápido y se estira bastante.

Bajando Madoz, aunque no iba mal colocado, me pilla un corte provocado por últimas “paellas” de la bajada. Entramos bien y nos dirigimos a Uitzi. En Uitzi la cosa también se tensa y me coloco muy en cabeza, a rueda de Toni Molina.

Joseba arranca bajando y se va. Le pillamos después de Leitza, ya subiendo Basakabi, y el Caja Rural ya está con 3 corredores. Grijalba tira bastante fuerte, y desde el coche le dicen que baje un punto. En ese momento se mueve Victor Martin y abre hueco. Coronamos Basakabi y nos lanzamos para abajo, dirigidos por Benito que demuestra su destreza bajando.

Entro bien colocado al puerto decisivo del día, Saldias encadenado con Gorostieta. Empezamos a subir bastante rápido desde abajo y después arranca muy fuerte Higinio. Veo que no puedo, sufro de piernas y hasta de manos cuando voy de pie (por el frio).

Empezamos Gorostieta con Higinio y Toni por delante, y atrás no hay nada de entendimiento. Tomo la decisión de esperar y arrancar más arriba, tengo buenas piernas. Vamos a arrancadas y parones, y aprovecho un arreón de otro corredor a falta de 2km o así para coronar, y arranco. Veo que Pedrero viene a rueda y abrimos hueco. Coronamos los dos y me lanzo para abajo. Tengo un susto en la bajada por intentar comer, pero nada grave.

Tiro fuerte, me estoy jugando el podium de la vuelta, y Pedrero no me pasa al relevo por llevar un compañero delante. Después de unos 20km, tenemos sobre 1’10” al grupo perseguidor, pero por delante ya la carrera se nos ha ido. En un repecho, al intentar ponerme de pie, veo que las rodillas ni las controlo… Se me suben las bolas! No me lo creo, no soy capaz de mantener un ritmo digno y Antonio se marcha para adelante.

Intento recuperarme a resguardo del grupo, pero veo que se me ha ido una buena oportunidad. Para darle más emoción a la crónica, hasta he tenido una caida, bastante fea por cierto, bajando Marcalain. Me levanto tan rápido como puedo, cojo la bici de repuesto y entro al grupo.

En el sprint final hago 12 y el 6 en la general final. Estoy satisfecho, lo he intentado y he dado la cara. No soy de los que se guardan las balas en la recámara. Está claro que siempre queremos más, pero el balance no puede ser negativo. También soy el primer navarro de la general.

Y esta Vuelta Navarra no ha dado para más. Gracias como siempre a todos los lectores, y espero que esta crónica os ayude a ver y conocer un poco más el ciclismo desde dentro!!

Hasta la próxima.

Beñat.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here