Buenas noches a todos,

Comienzo mi colaboración para @elpeloton a través de una cita tan importante como es la Vuelta a Navarra. En contra de mi voluntad, aunque para evitar mal entendidos me gustaría matizar que inicio esta participación con cierto retraso, no por el de hoy, justificado por un largo viaje de retorno a casa, Pedro Muñoz, un pequeño pueblo quijotesco de Ciudad Real situado en el corazón de Castilla La Mancha, sino por el retraso de no haber comenzado antes mi colaboración ya fijada de ante mano debido a la poca disponibilidad que te ofrece nuestra ajetreada vida ciclista de aquellos corredores que competimos principalmente en el calendario amateur vasco, y cursar estudios universitarios en una ciudad a casi 700 kilómetros de dicho lugar. Por lo que me gustaría comenzar pidiendo disculpas por mi tardanza y agradecer la paciencia de los colaboradores de @elpeloton .

Vuelta a Navarra, carrera por etapas de gran prestigio a nivel nacional que este año se ha visto reducida a tan solo dos días por la falta de apoyos y marcas patrocinadoras debido a las consecuencias de nuestra amiga tan conocida como “crisis” en el sector público y privado, pero que ello no ha repercutido en la dureza y exigencia del terreno navarro y de la gran capacidad trabajadora de la organización al que nos ha acostumbrado durante años anteriores. Aparte de ello, quiero destacar la poca variedad respecto al resto de competiciones que llevamos este año en cuanto al aspecto climatológico se refiere: viento, lluvia y frio han sido las tónicas habituales de estos días que ya no se combaten con guantes de invierno, botines de neopreno, chubasqueros o chalecos sino con la valentía, la lucha, el esfuerzo y el coraje de los corredores cada vez que nos enfrentamos a unas condiciones tan poco recomendables para la práctica deportiva.

Realmente, a estas horas gran parte de las personas que leáis esta crónica conoceréis el nombre del ganador de la vuelta @toniet91 que ha demostrado una gran condición y fortaleza física, pero que se ha visto muy bien arropado por el resto de compañeros del @CajaRural_RGA aun con los diversos intentos por parte del @equipolizarte de dinamitar la carrera. Por lo que a mi refiere, me gustaría más focalizar mi crónica no por cómo se han desarrollado las etapas, muy bien explicada por @txoperena por cierto, sino por lo que se vive desde dentro de la carrera, antes o una vez finalizada, las anécdotas curiosas que nos suelen suceder a los corredores y demás aspectos que pueden tener lugar en el equipo @Seguros_Bilbao .

Por tanto, ayer sábado, nos presentábamos en Pamplona, sede de Industrias Lizarte, para completar una etapa exigente de 150 kilometros con los altos de Urbasa, Eraul,  Lezaun, Guirguillano y Arradia que nos conducirían hasta las calles de Villatuerta: 10 corredores, 2 directores y un auxiliar que se encargarían de derivar las diversas tareas de las que se encargan desde el avituallamiento sólido compuesto por fruta, barritas energéticas, algún bollito que suele llevar philadephia con mermelada o nutella, galletas con carne de membrillo o avituallamiento líquido formado por bidones de agua o sales minerales que nos proporcionaran en carrera; al igual que comprobar la presión de las ruedas, dar algún tipo de aceite o crema calentadora para el que lo desee en función del tiempo correspondiente y recibir las correspondientes ordenes y orientaciones para la carrera, como tener presente puntos conflictivos o peligrosos (pasos estrechos por ejemplo), posibles rivales, etc.

Tras el desarrollo de la etapa nuestro auxiliar, David Echavarri, nos esperaba en la meta con colonia para limpiarnos un poco toda la suciedad de la etapa, sudor y porquería que llevas incrustada tras tantos kilómetros, y más después de que nos hubiese llovido en carrera; además de tener ropa seca para volver hasta el hotel en bici, situado en la pedanía cercana al pueblo de la llegada.

Al llegar a dicho hotel en Lorca, nos esperaba una ligera merienda, mientras el resto de efectivos dedicaban su tiempo a la puesta en punto de las otras máquinas, las bicicletas: limpieza, engrase y algún que otro ajuste de los problemas que el material sufre…a lo que se sumarían el recibimiento de nuestro compañero de equipo herido durante la etapa @raulboschmogort sin graves consecuencias. Tras esto, nos disponíamos de la oportuna cena compuesta por pasta y pechugas de pollo, acompañada del postre y un poquito vino ribera del Duero para el que lo desease donde tocaba el mejor momento del día, el de la distensión, el intercambio de anécdotas, de comentarios y de algunas que otras risas, recordando lo que nos pasa fuera y dentro de carrera, cada uno saca un poco de si mismo para amenizar la velada y pasar un buen rato antes de irse a la cama, realmente esto es lo que hace grandes y especiales las vueltas, la convivencia de un grupo de chavales jóvenes con muy buen ambiente.

A lo que la mañana se refiere, destacar la necesidad de un desayuno “completo” basado en arroz, tortilla, tostadas, fruta…ya que nos deparaban otros 150 km muy selectivos con los altos de Grocín, Guembe, Zuarrarrate, Uitsi, Usateguieta y Gorostieta para conducirnos desde Estella hasta Pamplona de nuevo y con unas condiciones climatológicas buenas en el comienzo de la etapa pero que irían empeorando en el desarrollo de la misma, tornando a la tónica general que indicaba anteriormente de lluvia y frío debido a los largos descensos, al igual que la tensión y riesgo añadido que el agua proporciona a los mismos. La carrera se rompía poco a poco hasta que el último puerto se mantenia un grupo muy selecto en cabeza, que se vería agrupado en el terreno favorable camino de la meta, salvo los 3 fugados que caminaban en un dos grupos separados (ver crónica @txoperena ) finalmente y tras la etapa, cada uno recoge sus pertenencias y marcha hasta su lugar de destino, bien en los vehículos de los equipos o en los de familiares, conocidos o propios; el caso de un servidor, viajar con el Caja Rural hasta Alsasua para bajar con Carlos Jiménez hasta las amplias y bastas llanuras de La Mancha.

Por último, agradecer a la organización, a los sponsors, a la policía foral de navarra, soporte aéreo, motos enlace y demás miembros implicados en la gestión de la prueba por velar por la seguridad de los ciclistas y de todas las personas que forman parte de la misma, aún con la escasez de medios económicos prevista de antemano.

 

Dibujojurado

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.