Paolini, la veteranía del debutante

0

El italiano Luca Paolini (Katusha), se ha impuesto en solitario en la línea de meta de Marina di Ascena, donde finalizaba la etapa 3 del Giro d’Italia. Además el veterano corredor, que debutaba en esta carrera, se hace con el maillot de líder, con lo que el equipo Katusha ya tiene lo que buscaba en este Giro, y ahora buscará dejar a Trofimov lo más arriba posible de la general o porqué no, repetir victoria. Paolini empezaba el año sin una victoria desde 2009 y este año ya lleva dos, en Omloop se reencontró con ella y ahora en el Giro obtiene su segunda victoria en una gran vuelta por etapas, ya que en la Vuelta a España 2006, consiguió la victoria en la etapa de Guadalajara.

La etapa de hoy era difícil de pronosticar, ya que tenia la ascensión a Sella di Catona de 3ª categoría cerquita de meta, por lo que no estaba claro si era para sprinters que pasaran bien las colinas o clasicómanos. La carrera trascurrió como casi siempre, con una fuga nada más arrancar compuesta por Jackson Rodríguez (Androni), Pantano (Colombia), Bellemakers (Lotto), De Backer (Argos), Boaro (Saxo-Tinkoff), Wauters (Vacansoleil) y Taborre (Vini Fantini). A 50 de meta aproximadamente Taborre intentó irse de sus compañeros de escapada y abrió hueco, pero el pelotón tenía el control de la carrera. En el puerto previo a Catona, ya se vió como los sprinters no iban a poder tener hoy su oportunidad, llegados a Catona, aceleró el ritmo Garmin y lo probó Hesjedal, que hizo una selección importante, pero Astana se confirmó como bloque más fuerte de la carrera y supo dar caza al canadiense. El ataque no sirvió para abrir hueco, pero dejó las primeras sensaciones de los más fuertes de la carrera, ya que tras ese arreon de Ryder, se formó un grupo con Nibali, Scarponi, Wiggins, Santambrogio y 2 corredores más. Con la reagrupación gracias al trabajo de Astana llegamos a la parte final del puerto, enfilaban el descenso, donde Agnoli intentó irse, pero para sorpresa de los kazajos, de nuevo Hesjedal salió tras él, quizás estaba esperando un movimiento en el descenso de Nibali, gran bajador y nada más ver el maillot no se lo pensó. A ellos se unió Paolini y posteriormente Santambrogio y Santaromita. Obviamente Astana no iba a permitir al de Garmin coger ni un metro de ventaja, por lo que de nuevo a bloque cazaron a los fugados y aprovechando ese paron, al ataque Paolini. En el descenso Betancur (Ag2r) se iba al suelo, un hombre que llegaba bien de forma, y también destacar que gracias a ese parón que hubo al neutralizar la fuga, pudieron entrar de nuevo Evans y Wiggins, parece que el británico en los descensos sigue un poco cohibido, ahí Nibali puede ganarle el Giro. También destacar que Astana mantuvo en cabeza a 4 corredores, mientras que  Wiggins, solo tenia a Henao y Uran, esta vez no tiene al mejor equipo. Blanco, que tenia a Martens en ese grupo perseguidor inició la persecución para neutralizar a Paolini, pero Kruijswik trazó mal una curva y se fue al suelo, Gesink salvó la caída por poco, pero Scarponi que iba a su rueda se fue al suelo. El zapatero había estado muy bien en los cortes que se produjeron en la ascensión, pero la mala suerte de la caída hoy puede haberle dejado sin aspiraciones de la siempre difícil general italiana.

Llegados al llano final, Paolini ya se sabía ganador, disfrutó de su momento, por detrás venia el grupo de favoritos, que tuvo una bonita lucha al sprint por las bonificaciones, siendo Evans (2º) y Hesjedal (3º) los ganadores de las mismas.

Clasificación de la etapa:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here