Nibali y sólo Nibali

0

Sí vimos la subida a Lavaredo. La vimos entre la nieve y descafeinada porque nos falto Pellegrino y Giau, pero por lo menos vimos Dolomitas en este Giro. Este Giro, que algunos nos están intentando vender como descafeinado, y que no se dan cuenta de las grandes gestas que han protagonizado los ciclistas y que quedarán para la historia del ciclismo. Un Giro en el que en su etapa dolomítica, Vincenzo Nibali (Astana) volvió a demostrar su estado descomunal de forma haciéndose con la victoria en la vigésima etapa del Giro con un tiempo de 5:27.11, para finalizar en lo más alto de una ronda que ha dominado con autoridad y que se adjudicará este sábado por primera vez, seguido en la línea de meta de Fabio Duarte (Colombia) y Rigoberto Uran (Sky) a 17 y 19 segundos, tras unir las localidades de Silandro Schlanders y Tre Cime Lavaredo con 210 kilómetros de asfalto.

A falta de la última etapa, un paseo por el norte de Italia entre Riese Pio X y Brescia donde concluirá la aventura, Vincenzo Nibali terminó en primer lugar en medio de la nieve. Supuso su segunda victoria de etapa en el Giro y el golpe definitivo con el que cantar victoria. Así las cosas, Nibali termina en la general con 4.43 minutos sobre Rigoberto Uran y 5.52 sobre el australiano Cadel Evans (BMC), que baja un puesto en una última etapa en la que no pudo demostrar la solidez que le caracteriza. Por su parte, el español Beñat Intxausti (Movistar) es octavo a 10.26.

No estaba prevista la machada de Nibali. Si el Giro no estaba sentenciado, él quiso hacerlo, finalizando con una épica subida en solitario al Tre Cime Lavaredo para concluir el remodelado recorrido a causa de las nevadas. El primero que intentaría fugarse en solitario, y de hecho lo estuvo durante gran parte de la carrera, fue Pavel Brutt (Kathusa).

Le siguieron durante mucho tiempo el holandés Pieter Weening (Orica), Stefano Pirazzi (Bardiani) y Darwin Atapuma (Colombia). El fugado estaba a 2 minutos, los mismos a los que se encontraba el grupo de la ‘Maglia Rosa’. La diferencia fue limándose a cada pedalada, hasta que el grupo de Weening y compañía alcanzaron a Brutt a ocho kilómetros de la línea de meta.

El otro pelotón, donde Carlos Betancur (AG2R) tiró en gran parte de la carrera, se fue acercando. Al inicio del ascenso a Tre Cime di Lavaredo ya no existían fugados. Fue en ese momento cuando Nibali decidió emprender el camino en solitario. El golpe sorprendió a todos. Con él se fue Betancur, pero se quedó. El italiano marchó en solitario ampliando su ventaja, demostrando fortaleza, sobre Betancur (4º) y Urán, decidido a robar la segunda plaza a Evans, haciendo coalición con Duarte que se unió posteriormente para buscar el bien común “colombiano” y conseguir así que Urá consiguiera finalmente el segundo cajón del podium. Así cruzaron la meta.

Clasificación 20ª etapa: Silandro-Tre Cima di Lavaredo

1 NIBALI Vincenzo ITA AST 5:27:41 0:00 20″
2 DUARTE AREVALO Fabio Andres COL COL 5:27:58 0:17
3 URAN URAN Rigoberto COL SKY 5:28:00 0:19
4 BETANCUR GOMEZ Carlos A. COL ALM 5:28:02 0:21
5 ARU Fabio ITA AST 5:28:25 0:44
6 PELLIZOTTI Franco ITA AND 5:28:29 0:48
7 POZZOVIVO Domenico ITA ALM 5:28:35 0:54
8 CARUSO Damiano ITA CAN 5:28:39 0:58
9 ATAPUMA HURTADO Darwin COL COL 5:28:41 1:00
10 MAJKA Rafal POL TST 5:28:45 1:04

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here