Cuarto día de “OP”: Belda arrea de lo lindo a Manzano

0

Primer día del mes de Febrero, el elegido para que entraran en acción ante la magistrada los otros dos acusados en esta Operación Puerto que faltaban por hablar, Vicente Belda (Director deportivo del extinguido Comunidad Valenciana) y Manolo Saiz (Director del mítico conjunto ONCE y posteriormente Lyberti Seguros).

El primero ha aprovechado la oportunidad, para ratificar algo que ya dijo el propio Eufemiano, y es que no solo trataba ciclistas, si no que sus tratamientos fueron seguido por todo tipo de deportistas. Vicente apuntó: “¿Quién no conocía de oídas a Eufemiano? Era de la calle que el doctor Fuentes se trataba a llevar ciclistas y otros deportistas. Que practicara las extracciones y todo esto, yo lógicamente no sabía nada. Desde que abandonó el equipo Kelme, tuvimos una relación de amistad y ninguna relación laboral. No tengo ninguna constancia de que ninguna de mis ciclistas fueran tratados por Eufemiano” Dicho esto, si por todo el mundo era “vos populi” los trapicheos del médico imputado, ¿por qué se tardó tanto en actuar? En cuanto a su relación, negó rotundamente que nunca hubiera puesto ninguno de sus pupilos en el conjunto Kelme o Comunidad Valenciana en manos del Doctor House, y para ello se defendió también señalando que nunca ningún corredor suyo dio muestras de hematocrito alto “En el equipo Kelme y Comunidad Valenciana nunca hemos tenidos problemas. A mí nunca me han echado a un corredor por un hematocrito alto. Los ciclistas no tenían autorizado ir a ningún médico porque considerábamos que el equipo ya estaba haciendo un esfuerzo. No sé si entre hermanos puede haber alguna consulta (los Fuentes), a mí no me consta, ni que ningún ciclista de mi equipo fuera al laboratorio del doctor Merino, pero no lo sé. No era un laboratorio acreditado por la UCI”. Finalmente se mostró muy firme a la hora de señalar que desde el principio puso a disposición de la justicia las muestras de ADN de los 20 miembros que formaban por aquel entonces el conjunto que él dirigía para que se cotejaran con las bolsas de sangre incautadas, señalando que por todos es sabido que ninguna de las bolsas pertenecía a ninguno de sus hombres y que aún así seguían siendo señalados como culpables.

Para el que también tuvo unas palabras de lo más “cariñosas”, fue para su ex-corredor y desencadenante de toda esta tramas, Jesús Manzano, al que acuso de “indisciplinado total” y vinculó en asuntos turbios con el malogrado José María Jiménez “Chava”: “No tenía carné de conducir y un día se fue con “Chava” Jiménez un viernes y cuando regresó el lunes su madre me llamó llorando: “haga algo”. Continuó explicando que el corredor fue expulsado del equipo en la penúltima etapa de la Vuelta. “Cuando le pillamos con una señorita en la habitación, y esta persona no era su compañera habitual”.

Ante estas últimas declaraciones el abogado de Jesus Manzano ha anunciado que se realizarán las denuncias oportunas y por lo tanto será la segunda querella que realiza Manzano debido a declaraciones hechas por acusados (la primera fue el lunes con las palabras de Eufemiano).

La otra gran cita de la jornada fue cuando al micro se acercó uno de los directores más conocidos y mediáticos que ha habido en la historia de nuestro deporte, Manolo Saiz. El de la ONCE si reconoció que permitió a corredores suyos (Heras, Vicioso y Serrano) que se pusieran en manos del doctor Eufemiano, sin tener conocimiento de en que consistía ese tratamiento. Particularmente me resulta extraño que a tu máxima estrella la estés permitiendo que vaya a ponerse en manos de otro sin que tu te involucres en saber que es lo que está haciendo. La razón que alegó para ello fue el vínculo personal que le unía al doctor Fuentes, señalando “La única explicación era la confianza, habían trabajado con él. El palmarés y la categoría profesional de Fuentes era contrastada”. para continuar con un “Rotundamente no, yo no sé ni las prácticas del doctor Fuentes, ni de ningún doctor que no haya estado conmigo en el equipo o no esté conmigo en ese momento en el equipo. Hay 280 días al año en los que no tengo control sobre los ciclistas”.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here