Kenia: Una montaña cada vez más luminosa

0

Cada vez estoy más enamorado del ciclismo africano. Ese ciclismo sin medios económicos, ni carreteras, ni medios técnicos. Solo perseverancia e ilusión ¿Realmente hace algo más que eso para vivir y sentir el ciclismo? Que se lo pregunten a David Kinjah.

Antes de escribiros sobre David vamos a situarnos geográficamente. Hoy vamos a viajar a Kenia, país africano situado en los inicios del famoso “Cuerno de África” y el que su nombre significa “Montaña Luminosa” debido a que su territorio se alza una de las mayores montañas de áfrica: El monte Kenia. Como casi todos los países de áfrica, se trata de una región castigada por la desnutrición y las guerras civiles en el que poco a poco se empieza a ver la montaña mucho más luminosa.

Uno de hombres que está luchando por esto es David Kinjah, ciclista keniata. Todo un ídolo en su país por ser el mejor ciclista local en la corta historia del mismo. En su casa guarda decenas de trofeos entre los que se incluye una Vuelta a Ruanda. Aun así su especialidad es el MTB y en el que actualmente compite.

Aun así su gran victoria no es ninguna de las que adorna su palmarés ni su casa, su gran victoria es la Fundación Safari Simbaz. Durante estos últimos 10 años ha luchado por dotar a sus compatriotas de las oportunidades que él no pudo disfrutar. Por ello creo dicha fundación y comenzó a acoger en su casa a jóvenes que querían ser ciclistas y labrarse un futuro.

Ahora mismo bajo el auspicio de la fundación se encuentran unos 23 ciclistas: desde adolescentes a veteranos. Esos ciclistas están divididos en tres equipos.

El equipo insignia de la estructura es el Sossi Simbaz Racing Team. Se trata de un equipo de MTB apoyado por la empresa alimenticia Sossi que domina el calendario local y hace excelentes actuaciones en el resto de carreras del continente. Además de ello, Sossi les aporta una asignación mensual por cada corredor que la fundación destina a proporcionarles comida, ropa de competición y estudios.

Con el apoyo de la empresa de transporte internacional DHL, la fundación pudo hacer realidad uno de los sueños de David que no era otro que crear un equipo de niños traídos de zonas desfavorecidas a los que mediante la bicicleta dar una educación y darles la oportunidad de entrar en DHL como empleados en práctica al término de su ciclo en el equipo.

Otro de los grandes apoyos de Kinjah y su Fundación es Old Mutual. Se trata de una entidad que en los pasados Juegos Olímpicos colaboró con el equipo de Ruanda y que recientemente se ha unido como apoyo base para Simbaz ayudando a dos ciclistas del equipo a correr en el extranjero.

Tampoco olvidan el apoyo que reciben por parte del ciclista de origen keniata Chris Froome y que actualmente es el referente para los jóvenes que integran los equipos de la propia fundación.

Aun después de todo esto las ilusiones y sueños de ayudar a sus compatriotas por parte de David no han terminado. Ahora mismo se encuentra en plena campaña de recaudación de fondos para construir el Safari Simbaz Trust Centre.

Será un centro de ciclismo de entrenamiento de élite, que tendrá lo mejor de lo mejor en personal e instalaciones incluyendo: instalaciones acondicionamiento físico, alojamiento para 15 residentes permanentes, cocina, comedor, taller mecánico, entrenadores, fisioterapeutas y nutricionistas.

Para lograr el dinero necesario la Fundación organiza Safaris para turistas por la zona (http://www.safarisimbaz.com/ride/kenya-cycling-safaris/) y trabaja en la búsqueda de ayuda internacional mediante su web (http://www.safarisimbaz.com/support/).

En resumen: Ciclismo+futuro+educación=CICLISMO DE VERDAD

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here