Entrevista a Juan José Haedo

0

Juan José Haedo nació en Chascomús, un tranquilo pueblo a 100 kilómetros de Buenos Aires, el 26 de Enero de 1981 en el seno de una familia de ciclistas puesto que su padre, Juan Carlos, es uno de los más grandes velocistas argentinos de la historia.

La trayectoria de “Jota”, como se lo conoce en el ambiente, se dio de modo natural junto a su hermano y hoy compañero, Sebastián, primero en los circuitos locales para poco a poco ir creciendo hasta llegar al profesionalismo.

El apoyo familiar le permitió emigrar a Estados Unidos donde se forjó un nombre y un buen palmarés, sobre todo con sus triunfos en el Tour de California, en las filas del Colavita primero y el Toyota después. En 2007 fichó finalmente por el CSC marcando el hito de ser el primer argentino en correr en la máxima categoría del ciclismo mundial y en el mejor equipo de esa temporada.

De allí en más sus triunfos hablaron por sí mismos, quizás no tanto en cantidad pero sí en calidad, con victorias en Dauphiné Liberé, Vuelta a España, Tour de Colonia, Volta a Catalunya y Tirreno-Adriático por citar algunos, aunque el máximo logro de este humilde y centrado corredor tal vez haya sido disputar el Tour de Francia.

A continuación podemos conocer un poco más al simpático ciclista de Chascomús, todavía de vacaciones y a la espera de saber dónde correrá el próximo año…

Por Pablo Martín Palermo

¿Te sentís poco valorado en Argentina?
Es un poco lo de siempre, nadie es profeta en su tierra. Cada uno va y hace su historia, pero para sí, no para el país, porque esto es muy individual. No es como Colombia que hay muchos ciclistas. Por eso es una alegría ser reconocido afuera sobre todo. Es bueno tener un nombre.

¿Te faltó apoyo de la Federación Argentina?
En Argentina siempre fue igual. Uno triunfa con el apoyo de su familia porque este es un deporte familiar y todos empezamos por un tío, un primo o en mi caso mi padre. No puedo decir que me faltó apoyo de la Federación Argentina porque nunca lo pedí.

Ya que lo nombrás…tu papá fue un grande. ¿Sos mejor que él?¿y que tu hermano?
Sí, mi papá es, según dicen los que lo vieron correr, uno de los más grandes de la historia en el país y muy reconocido en América. No puedo decir quién es mejor, no me corresponde a mí, que lo digan otros. Yo por mi parte llegué a Europa…pero por el enorme respeto que le tengo a mi papá no voy a responder. Lo mismo con mi hermano; sí puedo decir que él tiene cosas que yo quisiera tener y viceversa, porque somos muy diferentes, como rematamos o como decidimos sobre la bici.

¿Cómo y cuánto entrenás?
Mis entrenamientos varían según la época del año. En una semana arranco la pretemporada con gimnasio para hacer fuerza, ganar masa muscular porque soy sprinter y sobre todo para no perder esa potencia necesaria porque quiero estar bien para las primeras carreras. Por lo general arranco en Enero con el trabajo de fondo, entre 4 y 6 horas diarias separadas en bloques de tres días de carga por uno de descarga. Pero este año arrancaré en Diciembre, y ya poco después se mantiene la cantidad de horas pero se le suma calidad.

¿Por qué empezarás antes este año?
Porque terminé antes ya que corrí sin parar hasta el Tour cuando por lo general yo hacía siempre un descanso en Junio, y después por estas fechas todavía estaba corriendo. El calendario se planificó así, terminé antes y por eso arrancaré en Diciembre, porque quiero empezar con todo.

¿Por eso no fuiste al Mundial?
Sí, ya hacía casi un mes que yo no estaba entrenando bien y  el recorrido no se adaptaba a mis características además.

A la Argentina no le fue bien en Holanda…
Este año era un Mundial muy difícil, con un nivel muy alto como siempre, y esa subida que sin ser tan dura, con muchos kilómetros en las piernas hacía daño. Fijate que los que mejor estuvieron, o casi todos, venían de la Vuelta a España, que si bien te deja cansado te da un fondo que cuándo todos están al límite vos tenés ese resto…

Igual los argentinos tuvieron  mala suerte ya que pincharon…pero mucho no se supo porque no hay mucho contacto con la prensa…¿qué opinás sobre eso?
Sí, es así. Es un poco de las dos partes la culpa. Pero a mí me da bronca que después de 6 años en Europa y con un buen palmarés, del que me siento muy orgulloso, me llamaron pocas veces y recién hubo más repercusión cuando corrí el Tour de Francia. Sé que son carreras muy importantes y no se corren muchas veces pero logré cosas muy importantes que no se valoran lo suficiente.

¿Cómo llevás  el tema de los controles antidopaje?
Europa mejoró después de la Operación Puerto. Yo llegué un año después y realmente se nota que hacen las cosas bien. Para que te des una idea vinieron dos veces a buscarme a Chascomús por el sistema ADAMS. Tengo que estar 365 días del año ubicable, siempre decir donde voy a estar. Hace poco estuve de vacaciones y tuve que informarlo todo. Hoy estamos muy controlados y el que hace trampa tarde o temprano cae, no tiene modo de escapar. El dopaje ya no va delante de los controles como se dijo en algún momento.

¿Y podrías aconsejar a los más chicos sobre ese tema?
El día que deje el ciclismo quiero hacer algo con los chicos, pero de muy chicos y ayudar a cambiar un poco la mentalidad en ciertos aspectos, ya desde muy abajo. Que crezcan sabiendo que el único secreto es cuidarse, descansar y entrenar.

¿Cómo se llega a correr en el exterior?
Para irte a correr afuera tenés que tener un contacto principalmente. Es así. También los chicos tienen que ser sanos, y estar dispuestos a aguantar muchas cosas porque no es sólo ir, también tenés que soportar todo el resto, estar lejos de tu casa, tu familia, en otra cultura.

¿Cuál fue tu mejor victoria?
Mi mejor victoria fue la de la Vuelta a España 2011 por lo que significa ganar en una grande. Todas son importantes igual, la de Dauphiné porque al ser la carrera previa al Tour fue frente a grandes rivales que se jugaban una plaza. Pero por ejemplo en Tirreno-Adriático le gané a los mejores, porque estaban todos los sprinters y eso fue una confirmación sobre mi nivel. Pero sí, destaco la de la Vuelta por lo que significa, porque la miraba de chico con mi papá, porque seguía a Indurain y vivo en España. La de Dauphiné la valoro mucho porque ese día el equipo trabajó mucho para cazar la fuga, porque en el sprint quedé tapado y tuve que remontar por afuera solo y gané por una bicicleta.

Fue poco después de la polémica por el supuesto motor en la bici de Cancellara…
Sí, ese día me preguntaron justamente por lo del motor en la bici de Cancellara. Pero no fue en tono acusador, fueron consultas.Para mí fue como insulto hacia él.

Ya que lo mencionás…¿cómo es él?
Fabián es un fuera de serie, un grande entre los grandes. Tiene la virtud de saber preparar los objetivos. Es muy difícil llegar bien a un día determinado y él es un maestro en eso.

¿Es mejor que Tony Martin?
Sí, es mejor que Tony Martin. Es más completo, gana clásicas por ejemplo. Este año sufrió muchas caídas y estuvo un poco por debajo de su nivel. El año que viene veremos muy buenas clásicas con él recuperado.

¿Qué pensás de Cavendish?
Es el mejor sprinter del mundo. Tiene una punta de velocidad increíble y es muy difícil pasarlo. Se tiene que equivocar él y estar muy bien uno para poder ganarle.

¿Y qué opinás de su posible partida de Sky?
Es algo esperable. SKY priorizó el Tour y Wiggins lo ganó, y para el próximo a Cavendish le van a a llevar uno o dos corredores lo máximo para el sprint. El equipo elige eso y está bien, aunque pierden un corredor que puede ganarles cinco etapas. Es lógico que se vaya.
En el Tour de este año llegaron muchas escapadas porque tenían miedo que Cavendish les ganara al sprint y preferían no tirar.

Hablando de sprinters, uno que se va, Oscar Freire..
Oscar, sí…hablé varias veces con él en las carreras.Es una persona muy tranquila y con la edad se hizo más tranquilo aún. Yo lo conocí en los últimos años de su carrera pero es un grande. Otro que elegía objetivos puntuales y lo hacía bien, y siempre cosas importantes. No en vano ganó tres mundiales, tres Milán-San Remo. Un corredor chiquito físicamente, respetuoso pero que a la hora del sprint no aflojaba un metro.

¿Hay sprinters mal intencionados?
No. Los más arriesgados son los más jóvenes, pero no con mala intención. El ambiente profesional además es muy chico. Cuando hay equipos continentales ya es un poco más salvaje el tema porque ellos no tienen tanto que perder. A veces es mejor que uno toque el freno.

¿Sentís que te respetan?
Sí, porque yo respeto y por ser buena gente. Si el otro es más rápido que me pase.Respeto a todos salvo que no los demás no lo hagan conmigo.

Sos compañero de Alberto Contador, ¿cómo es él?
Ambicioso. No le gusta perder a nada. Si pudiera ganaría todo lo que corra.Ama entrenar y prepararse. Al nivel que él está es fácil relajarse y perder la ambición pero aún así tiene hambre y entrena como un animal.
El año que viene va a estar mejor aún, con más carreras encima que te dan un puntito extra que este año le faltó.

¿Cómo es tu director Bjarne Rijs?recordemos que se peleó con los Schleck, con Sastre…
Son cosas personales. A este nivel no hay que olvidar que es un negocio.Se mezcla el trabajo con relaciones personales porque también es cierto que se pasa mucho tiempo juntos durante años y después no te renuevan o pasa algo así y alguna de las partes queda resentida y sale a hacer declaraciones. Pero después de un tiempo los ves en las carreras charlando..

¿Y qué te produce el hecho de que admitió su dopaje en el Tour de 1996?
Eran otros tiempos.Es bueno admitir errores. Así se manejaba ese tema en la época, con muchísimos corredores que estaban en lo mismo, los médicos. Ese momento fue así.

Lance Armstrong…
Es un fenómeno. Ves todo lo que hizo y te das cuenta que es un fuera de serie. Hoy en día, si volviera a empezar ganaría siete Tours de nuevo o estaría ahí, cabeza a cabeza con Alberto (Contador).Por como entrenaba, lo meticuloso que era.

Estás sin equipo…¿dónde vas a correr el próximo año?
Mi representante, Giovanni Lombardi, está negociando con Saxo-Bank y con otros equipos. Saxo está complicado porque firmaron muchos corredores nuevos y me dijeron que no tienen más plata, que les quedó una suma y eso es lo que hay.

¿El problema es sólo por la plata o tiene que ver con los puntos también?
Y un poco tiene que ver. Por un lado gastaron mucho, y yo quedé para el final.
Los puntos influyen mucho. En mi caso no tengo pocos ni muchos, entonces no priorizan contratarme porque mis puntos no marcan la diferencia y eligen gastar más en corredores con más puntos.Yo estoy en el medio.Por eso abrimos el abanico y veremos otras ofertas.

¿Pero seguirás en el World Tour?
Ojalá pueda continuar en el World Tour, pero si firmo por un Continental Profesional puedo seguir en el mejor nivel ya que hay formaciones que corren hasta dos grandes por año y tiene un muy buen calendario.A veces es mejor estar en un equipo más chico y ser más importante.No digo que en Saxo no fui importante, pero quizás ahora con esto que no me renuevan…no me voy a sentir igual de cómodo.

Ya tenés 31 años…¿hasta cuándo vas a correr?
Siempre dije que me gustaría competir 10 años en Europa. Llevo seis así que quiero correr como mínimo cuatro años más. Lo que venga después es de regalo.

¿Y dentro de cuatro años qué harás?
Primero volver a mí país, descansar, disfrutar las otras cosas de la vida porque son muchos años fuera ya. Creo que me retiraría del ciclismo y como dije, algún proyecto con chicos.

Vivís en Gerona, ¿no te quedarías?
No, volvería a Chascomús, a pesar que en España el tema de los robos y eso anda mejor y se vive muy tranquilo. También me gusta mucho la comida.

Tu mejor día sobre la bici…
El día que gané en la Vuelta a España o durante el Tour…por el hecho en sí mismo de estar en la mejor carrera del mundo y darme cuenta hasta dónde llegué.

Y el peor…
Muchos.Sobre todo en las grandes. Hubo un día en los Alpes con cuatros puertos, terminé acalambrado sprintando para no llegar fuera de control. Al terminar llamé a mi papá y le pregunté por qué no me había hecho futbolista (risas).
Pero estar en el Tour fue increíble y todavía tengo hambre, más ahora que no sé dónde correré.

¿Vas a correr el Tour de San Luis?
Me gustaría. Además podría quedarme más tiempo en Argentina, pero dependerá del equipo que me fiche. Es una carrera que creció mucho y sirve para empezar más  tranquilo. Ir al Tour Down Under es terrible, por las horas de viaje, el calor y los puntos UCI en juego que hacen cada etapa un infierno ya en Enero y después la temporada se hace más larga.

¿Qué opinás del Tour de California, la carrera que te lanzó a la fama?
Sí, me sirvió para saltar a Europa. Me siento muy querido en Estados Unidos. Hice muchos amigos, es una carrera muy bien organizada que me gusta mucho y este año no la corrí pero la pude seguir. Para mí es una carrera grande y allí tuve muy buenas victorias.

¿Cuál es tu distancia de sprint?
Y…los 200 metros son ideales. Me encanta esa distancia cuando ya se ve la última pancarta aunque hice sprints más largos también.

¿Cómo ves el ciclismo colombiano?¿por qué es mejor que el nuestro?
Porque están organizados, tienen muchos equipos, incluso uno con base en Italia. Además son buenos escaladores y eso en Europa resalta. En cambio nosotros somos pocos y encima a las carreras de Europa donde nos tenemos que mostrar llevamos gente de 37 años en vez de ir con chicos sub23. Nadie va a contratar veteranos.

Por último…¿terminaste el colegio?¿qué le dirías a los chicos que recién empiezan en esto?
Yo no lo terminé, me faltó un año y un poquito por culpa del ciclismo. Concentraba mucho en esa época y quedé libre por las faltas, encima el colegio no tuvo buena predisposición.
Yo no soy ejemplo justamente pero les aconsejaría que lo terminen, porque sería ideal y hoy me doy cuenta que mi carrera no hubiera cambiado.

http://elblogdemartinpalermoo.blogspot.com.ar

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here